Archivo por meses: Agosto 2010

Yaíma, una delegada feliz

En Santa Maria del Rosario, municipio Cotorro, todos elogian a una joven delegada del Poder popular electa por la decisión de hombres y mujeres de este pintoresco pueblito declarado Patrimonio de La Humanidad.

Se trata de Yaíma Valle Barrios, primer teniente de las FAR, quien cumple su primer mandato como delegada de este Consejo.

Preocupada por los planteamientos de sus electores sobre la situación crítica de las calles de la circunscripción, se trazó un plan para dar solución a lo que hasta hace poco parecía imposible: repararlas todas.

Con el apoyo de todos se dio a la tarea de preparar condiciones para tal empeño, fabricaron lo que seria su cilindro rústico para aplanar, consiguieron vagones, rastrillos… Luego de tener todo a mano procedió a realizar una visita a la planta de asfalto UBEI del este de La Habana muy próxima en las Ocho Vías. Allí se entrevistó con su administrador y supo por éste que ellos tienen un plan consistente en entrega de mezcla asfáltica para con esfuerzo comunitario bachear calles, sólo que nunca se lo habían solicitado.

Todo fue rápido y entre los vecinos repararon todos los salideros de agua con esfuerzos propios, hicieron colectas para alquilar los camiones, se desbordó la alegría popular, con la participación de todos en tan digna tarea que parecía imposible, reparar sus calles.

Al conversar con un viejo revolucionario del lugar, Jacinto Eduardo Ontivero (Papi) nos narraba cómo en todas las reuniones de la comunidad ese era un reclamo popular, al ver que al paso de más de 30 años sin hacer nada al respecto, las calles estaban casi intransitables.

El compañero Michel Milán Reyes, presidente del Gobierno en el Cotorro, se personó en el lugar y felicitó el esfuerzo mancomunado que mantuvo la población de la circunscripción junto a su delegada.

Yaíma está feliz. Nos comenta  que ésta ha sido su primera experiencia con la comunidad y que quisiera reconocer el trabajo excepcional de tres de sus electores que han echado pie en tierra para ayudarla a tal empeño y que el trabajo quedara con calidad, Abel, Raúl y Javier.

Solo le deseamos a esta joven delegada éxitos en sus futuras tareas y en su tesis como doctora en ciencias penales.