Archivo por meses: Septiembre 2008

Compañia Infamtil de Teatro La Colmenita

La compañía cubana de teatro infantil La Colmenita es uno de los grupos artísticos que han estado visitando las áreas más afectadas por los destructivos huracanes Gustav y Ike. Los integrantes del grupo, dirigido por Carlos Cremata, fueron proclamados Embajadores de Buena Voluntad, por la UNICEF, título que demostraron merecer con sus desprendidas actuaciones en varios municipios de Pinar del Río (Consolación del Sur, Herradura, los Palacios)
golpeados duramente por los dos meteoros. Con sus pequeñas mochilas cargadas de sueños e ilusiones, dieron su arte en improvisados escenarios, a veces algún parque desarbolado, otras un portal que resistió el embate de los vientos, trasladándoles a mayores y chicos esperanza y perspectiva con la gracia propia del buen hacer. Las autoridades de la zona felicitaron a estos niños que con despejado entusiasmo y firmeza emprendieron largas horas de representación con las que aliviaron las tensiones y desconsuelo de quienes lo perdieron todo.La Colmenita, que conoce del aplauso entusiasta alcanzado en muy importantes auditorios del mundo, tuvo en esta ocasión como teatro el de la solidaridad entregada con espléndido esfuerzo a quienes de ellos recibieron el más diáfano abrazo.





Radio Cuba sufre cuantísi
mos daños en Pinar del Río.

Cuantiosos son los daños sufridos en las comunicaciones en las ramas de ETECSA y las señales de la TV.
En la provincia de Pinar del Río Gustav a dejado considerables daños en la infraestructuras de líneas telefónicas y las torres de comunicaciones.
Así se puede apreciar en estas imágenes del municipio Los Palacios y las antenas ubicadas en el municipio San Cristóbal, en la loma de Salón de la Sierra del Rosario.
La cual al caer penetro por la placa del techo donde se encuentran los transmisores, estando estos a punto de ser destruidos.




Gustav y su destrucción en Pinar del Rió


Imágenes desoladoras ofrecen los municipios pinareños de los Palacios, Consolación del Sur, Candelaria, San Cristóbal, Herradura y Paso Real de San Diego. Techos caídos, árboles arrancados de raíz, inmensas torres de alta tensión derribadas, cables eléctricos rozando el piso, casas de tabaco echas añicos.Mientras hombres mujeres y niños, aun con el dolor de lo perdido comienzan a recoger lo que dejó la furia del huracán Gustav.
El gráfico que mostramos, dejó constancia registrada por los equipos de medición de vientos de 345 km por hora alcanzados en Paso Real de Sandiego.